MI PASIÓN

 

Os cuento un poco mi trabajo, porque es mi pasión y desde hace veinte años es mi profesión. Amo mi trabajo, y no puedo vivir sin soñar en la fotografía. Para mí, la fotografía es un modo de vida, es una forma de contar lo que yo veo en imágenes.

La fotografía social o de boda, tal como yo la veía, la rehusaba. De hecho, no quería que me contrataran para realizar ninguna boda, porque las veía frías, y forzadas con sus poses y todo el boato que llevaba… Hasta que me casé, y entonces fue cuando me encontré que no existía ningún fotógrafo que retratara lo que nosotros sentíamos…

Me encontré con la necesidad de ayudar a las personas que de verdad tienen amor con sus parejas a fotografiarlos como son, sin poses, siendo realmente como son, desbordando AMOR. El amor es el único lenguaje que puede contra todo, incluidas las enfermedades; sabemos que con amor somos capaces de hacer todo lo que se nos ponga en la mente…, no hay fronteras para nada; el amor es el elixir de la vida: lo que llegas a hacer es tan grande que no hay límites, y ahí es donde quiero llegar: a no tener límites.

A partir de ese momento, decidí que cambiaría totalmente mi forma de trabajar, y elegí escoger solo Bodas diferentes, y Novios Especiales. Aunque perdiera dinero, aunque tuviera menos trabajo. Decidí cambiar mi imagen para desvincularme de las parejas que mandaban correos del estilo: ´Solicito presupuesto y número de fotos, gracias´.

©FedeGrau

Ahora hago lo que me gusta, lo que amo, lo que de verdad me llena a mí y a mis parejas…, me encanta. Tengo que poner algunos filtros para que me lleguen el tipo de parejas que quiero. No los voy a elegir por ser más guapos o por que su boda sea la más cara o la más barata. Busco parejas que se desvivan por su boda, que cuando me escriban me emocione y note que se casan por amor, parejas a las que que les guste mi trabajo y entiendan mi forma de trabajar.

Qué os Ofrezco

Siento que lo que os voy a entregar, va a ser muy bien valorado, es más, vais a estar orgullosos de poder enseñar el trabajo por el deseo y emociones que os causará. El álbum es muy especial, tan especial como lo sois vosotros: un álbum de 30x30 cm, elegante y lleno de emoción.

Antes de que tengáis el álbum, he tenido que entregaros las fotografías de la boda. ¿Cuánto suelen tardar los fotógrafos en entregar un reportaje de boda? Pues sinceramente, he escuchado plazos para todos los gustos (o disgustos, mejor dicho). Yo os entrego un USB (si sois de Madrid) u os hago llegar por DROPBOX, GOOGLE DRIVE O WETRANSFER (si sois de otra ciudad o país), un mínimo de 600 FOTOGRAFÍAS entre color y blanco y negro, en un plazo máximo de 31 DÍAS desde el enlace. Pongo ese mínimo de fotografías porque quería fijar una cantidad para el contrato, pero lo habitual es que entregue bastantes más. Y pongo ese plazo máximo por si surge alguna complicación, pero lo habitual es que tengáis vuestra boda al llegar de vuestro maravilloso viaje.

Las fotografías en formato digital las entrego en alta calidad, retocadas, y sin marca de agua. Listas para que las imprimáis siempre que queráis, sin restricciones. Esto lo hago por un motivo muy sencillo: ya le doy un valor a mi trabajo, que se incluye en el precio de mi reportaje. ¿Qué gano yo reteniendo las fotografías de vuestra boda y haciéndos pagar por copias? ¡Lo veo absurdo! Vuestras fotografías son VUESTRAS! Y las entrego todas, sin condiciones absurdas.

Si habéis llegado hasta aquí, es porque os ha gustado el tipo de fotografía que hago. Mi fotografía no tiene posados. Me niego a hacer posados. Tenéis que ser vosotros mismos, como sois, con vuestros gestos, miradas, sentimientos, emociones, deseos, etc… Yo Fotografío emociones, deseos, experiencias (Fede) y, como fotógrafo, seré un invitado más, un amigo más, pero con una cámara en la mano para que no se me escape ni un recuerdo de vosotros, Así que si no crees en esta forma de crear recuerdos… no soy lo que estas buscando. ¿Qué tiempo estoy con vosotros…? Lo primero que haré será ir a ver al novio (si son parejas hetero), me tomo un café muy gustosamente con él y su familia y veremos los nervios que tendremos ambos…, charlaremos, reiremos... Es un día muy importante y como tal es importante que estemos nerviosos porque nos importa y amamos mucho lo que ese día vamos hacer. Y estaré haciendo fotos con total naturalidad, distendidos, sin darnos cuenta, captando detalles, de todo… Es un día MUY importante.

Todo esto me llevará no más de 30 a 45 minutos aproximadamente. Seguidamente, me iré más rápido que el viento a casa o lugar de la otra parte, a captar esos momentos mágicos.

Para parejas del mismo sexo intento pasar el mismo tiempo con cada uno de ellos. Esto tiene un sentido: el vestido, maquillaje, peluquería y detalles de VOSOTRAS siempre requiere más tiempo. ¡Es la realidad! Con vosotras, peluquería, maquillaje, vestidos, zapatos, padres, madres…, es toda una vida que hay que contar, con sus lágrimas y risas… Es algo muy especial que no quiero perderme,  ni quiero que vosotros os lo perdáis, porque capto para el recuerdo cada segundo de esos instantes  con mi cámara, para vosotros.

Siempre respetaré la importancia de la intimidad (y más un día como éste, que no tendréis mucha), así que en el momento que termine con la segunda parte me iré al lugar en el que vais a realizar la ceremonia…

Estaré nuevamente con la primera persona, esperando. ¡¡¡Por Favor!!! ¡El novio tiene que llegar antes y esperar! ¿Que sería una boda sin los nervios de la espera a la llegada de su pareja?. Yo estaré ahí, discreto pero cercano, atento a los detalles, a las miradas, a cada gesto, lágrima, sonrisa… Lo viviré como uno más, no te sorprendas cuando me veas llorar detrás de mi cámara cuando trabajo, pues amo mi trabajo, disfruto y me emociono fotografiando, qué puedo decir más. Una vez pasado el fervor de la ceremonia, felicitaciones y abrazos… ¡¡¡ POR FIN ESTARÉIS CASADOS…!!!

Los nervios habrán desaparecido y será el momento de irnos a ese sitio que ya habremos elegido tiempo atrás, que será mágico y bucólico…, que haremos coincidir con la hora mágica. Y os dejaréis llevar por el AMOR que sentís. El trabajo que meses atrás hemos realizado saldrá a la luz, y las fotos serán perfectas, como una película o un cuento de hadas.

El tiempo con vosotros, lo marcáis vosotros. Pero veo absurdo marcharme a los veinte minutos después del baile, es el momento donde abandonamos las rectitudes y aflora toda la alegría concentrada... Donde se aflojan las corbatas, se aflojan los cuellos de las camisas, donde os quitáis los zapatos... Son los momentos más divertidos, momentos y recuerdos que no deben faltar en vuestro álbum.  

Hay algo que he aprendido con el tiempo que  cada vez tengo más claro; Mis fotografías no tienen tanto valor ahora como el que tendrán cuanto más tiempo pase...... Para seguir conociendo más detalles de mi trabajo. Puedes mandarme un mail o pasar a la siguiente página ..... Aquí